Los viajes son como un puente, que te permiten viajar del mundo visible al mundo invisible

El inicio de El Mono Migrador nace por un viaje de tres meses que hicimos a Tailandia. Fue un viaje expectacular donde recorrimos de punta a punta este país. Creamos un blog donde compartíamos nuestros tips de viaje por Tailandia: «ciudades que visitar, platos que probar, actividades recomendadas para hacer y otras no tan aconsejables«. 

Recorrimos Tailandia en autostop, lo que nos permitió conocer en mayor profundidad a la gente local, sus costumbres, sus festividades, su cultura. Vivimos momentos únicos que permanecerán en nuestras memorias por siempre, como es el bautismo de buceo en la isla de Koh Tao. 

También hicimos una escapada a Indonesia para poder ver oranguntes en libertad.
Recorrimos durante 3 días el parque nacional Tanjung Puting atravesando el río Sekonyer en una embarcación llamada Klotoc.

Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina. Es mortal.

Cuando regresas a tu casa después de un viaje de estas características, te sientes perdido… Vuelves a la rutina, los estudios, los trabajos y los horarios, y es entonces cuando empiezas a replantearte qué sentido tiene la vida. 

Para nosotros, este viaje supuso un antes y un después. Queríamos vivir con libertad para viajar, para conocer, para descubrir. Teníamos claro que eso de permanecer estancado en un trabajo, en el que además no te sientes realizado, no era lo que queríamos.

Y por eso comenzamos a replantearnos un nuevo estilo de vida.

Unos años después, Fede tuvo la brillante idea de comprar una furgo de segunda mano para transformarla en nuestro hogar. Nuestra casa iba a ser una Renault Master del año 2003.

Compaginando los trabajos y estudios con la camperización, y siendo muy novatos en todo esto, construímos nuestra primera camper y disfrutamos de ella durante muchos meses. Aquí fue cuando creamos nuestro canal de Youtube.

Así fueron nuestros inicios viviendo en Camper

Si te lo perdiste, puedes ver la Expedición Cabo Norte en el enlace que te dejamos aquí.

Expedición a Cabo Norte

A los dos años aproximadamente de tener la furgo, fue cuando supimos que ibámos a ser mamá y papá. Toda una alegría que cambió nuestras vidas por completo. Teníamos muy claro que nuestro bebé no sería un impedimento para continuar con nuestros planes. Es más, esta noticia nos animó a continuar con este proyecto. 

Qué mejor que ofrecer a tu hij@ una ventana abierta al mundo: conocer culturas, descubrir nuevos lugares, aprender en la naturaleza, adquirir grandes valores, tener la capacidad de conocerse a uno mismo y sobretodo, poder vivir todo esto en la continua compañía de tu madre y tu padre. Y así hicimos.

Vendimos  nuestra primera furgo. Compramos una Citroen Jumper del 2010 y volvimos a camperrizar. Esta vez con más experiencia y pensada para vivir en familia con una bebé de pocos meses. 

Tras varios meses de camperización y el nacimiento de nuestra pequeña Ayla, comenzamos nuestra vida en camper siendo una manada de tres miembros. Cuando Ayla cumplió los seis meses, hicimos nuestro primer viaje a lo grande. Nos pusimos como destino Cabo Norte, Noruega. 

Sin ninguna duda fue una etapa hermosa, llena de superaciones, aprendizajes y grandes descubrimientos que compartimos en nuestro canal de Youtube. Si nos acompañaste durante este viaje, sabrás que no pudimos llegar a nuestro destino final debido a varios acontecimientos. Uno de ellos fue las reparaciones que tuvimos que hacerle a la camper durante el camino, que redujeron en gran medida nuestro presupuesto; y otro problema fue el robo que sufrimos en Croacia.

Durante estos meses viviendo y viajando en nuestra camper nos dimos cuenta de que el diseño y la distribución no se adaptaba a lo que nosotros buscábamos como familia. Hicimos la distribución creyendo que sería óptima y cómoda para vivir con una bebé de pocos meses, pero la realidad es que no fue así. Al menos para nosotros.

Cuando regresamos de la expidición Cabo Norte a nuestra tierra Alicantina, nos replanteamos una nueva camperización. Y tal fue así, que poco después Fede se embarca junto con su hermano y otros dos socios en un negoció profesional de camperizaciones artesanales a medida. Así que, tras muchas reflexiones, abrieron el primer taller de camperizaciones en Alicante y nos vimos «obligados» a posponer nuestras aventuras viajeras. 

Como ya sabéis, hemos podido cumplir uno de nuestros mayores sueños: tener una Mercedes Vario 815 y transformarle en lo que será nuestro Van-Hogar. En estos momentos estamos en pleno proceso de camperización, compaginándolo con la grabación y montaje de nuestro Curso de Camperización. Si todo sale en orden, para principios del año 2021 estaremos viviendo en nuestra casita rodante!

Mientras tanto, estamos emprendiendo con trabajos que nos permitan una vida en ruta, en la que podamos movernos en libertad mientras dedicamos nuestros tiempo laboral y personal en lo que más nos gusta.

Nuestra Manada Migradora

Fede

Él ha sido el creador y propulsor de esta manada migradora. Sin sus brillantes ideas y su persistencia a la hora de alcanzar sus metas, puede que El Mono Migrador no hubiera visto la luz.
Su cabeza no para de pensar e inventar, mejorando e innovando día tras día. Es autodidacta, emprendedor y muy seguro de sí mismo, capacidades imprescindibles para poder alcanzar nuestro sueño.
A día de hoy, no sólo es papá de Ayla y compañero de vida de Anabel, también es uno de los fundadores del primer taller de camperización de Alicante. Creo que podemos estar muy orgullosos de todos sus logros y grandes virtudes

Ayla

¡Nuestro regalo más preciado! No podemos estar más felices con la llegada de Ayla en nuestras vidas. Fue en el año 2018 cuando nos enteramos de que nuestra manada iba a convertirse en un hermoso trío y, sinceramente, esta noticia potenció nuestro espíritu viajero. Ella nos eligió a nosotros como mamá y papá y es por esto que queremos ofrecerle una vida de aprendizajes y descubrimientos, en la que pueda crecer en libertad y conocerse a sí misma como ser especial y única que es. Ahora más que nunca, nuestro sueño de vivir en camper cobra más peso.

Anabel

La matriarca de esta manada migradora. Ella brilla con luz propia, es amor por dentro y dulzura por fuera. Su creatividad y afán de aprendizaje se hace visible en sus múltiples hobbies: pintura, macramé, crochet, costura, cocina y repostería, yoga, meditación… Y todo lo que está por venir.
Anabel brinda a su manada esa parte espiritual, de introspección y autodescubrimiento tan necesario para el crecimiento y desarrollo individual.
Ahora no sólo es compañera de vida de Fede y mamá de una hermosa niña. Ahora es cobijo, protección, alimento, sostén, maestra, aprendiz y una MUJER ejemplo para Ayla.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad